jueves, 6 de enero de 2011

BUSCANDO TRABAJO Y ESO

Hace dos semanas ando buscando trabajo. Yo sé que no lo parezco, ni parezco una persona respetable ni nada de esas pendejaces pero para el que no lo sepa, pues yo me dedico a la contabilidad pública. Sí, planillas, contabilidad en general, estados financieros y hago que los números se vean bonitos para que la gente con dinero pueda hacer préstamos de cantidades que yo sueño tener algún día en mi cuenta bancaria.

Bueno, pues mi historia es que en éstas últimas dos semanas he ido a dos entrevistas la cual una me gustó mucho y espero resultados pronto. La otra entrevista... esa es la verdadera historia.

El día que fui a la primera entrevista me llamaron de esa segunda en el estacionamiento del lugar donde estaba. En primer lugar, cuando escuché a quien me llamó, no me parecio muy ameno que digamos, pero le dije que sí estaba disponible para ir a la entrevista, así que me citó. Me había dicho que la entrevista era el viernes, 31 de diciembre. No me gustó la idea de ir a la entrevista ese día, pero igual acepté. Tampoco me gustó que fuera en Carolina ya que vivo en Bayamón y salir todos los días a tan lejos con una paga que a lo mejor no era tanto me pareció estúpido. Para eso me quedo cogiendo desempleo y gasto menos dinero. Bueno, a fin de cuentas, el jueves, 29 de diciembre, me da con que no quiero ir a la entrevista. Piché a mi instinto de súper-profesional y puse mi alarma para despertarme a las 6:00 a.m. para poder llegar a tiempo ya que la entrevista era a las 8:00 a.m. y no me gusta llegar tarde a los sitios.

Llegó la hora de levantarme y le piché a la alarma. No quería ir al sitio ese, en serio, y no sabía por qué. Le digo a mi esposa que no quiero ir y me dice que me quede durmiendo. Traté de picharle al asunto pero por no ser irresponsable y cumplir con mi palabra me levanté y me preparé para irme. Me monté en el carro y tenía ganas de virar para mi casa, sinceramente. Pero seguí mi camino hacia la entrevista. No había mucho tráfico, así que llegué allá como a eso de las 7:30 a.m., a tiempo. Lo curioso es que era en un lugar que se llama Saint Just y era cerca de una cancha de baloncesto. El lugar ya era más o menos como un campo. Seguí hacia donde era y entré al local. Era un lugar de almacén, como los almacenes que uno renta para guardar cosas si te mudas o algo así. Me estuvo bien raro. No había nadie. Había otra muchacha que parece que iba a entrevistarse también, un señor mayor y luego llegó otra mujer más.

Miro a todos lados y no había nadie. El señor mayor se acerca a uno de los "rolling-doors" que está cerrado y toca. Llamé a la persona que me llamó a la entrevista y me dijo que era el único almacén que estaba abierto porque los otros estaban cerrados ese día. Cuando me fijo al final habían dos "rolling-doors" abiertos, me acerqué y miré y estaban vacíos. No estaban vacíos como te imaginas, estaban literalmente VACÍOS. No había nada ni nadie. Me pareció muy extraño todo eso y rápido pensé en la película de Saw. El sitio con cosas oxidadas por el piso y cosas así, no había nadie alrededor y parecía un campo. No había nada excepto por unas máquinas de construcción que se escuchaban detrás del local. Olvídate, yo estaba bien fókin cagao'. Para mí la vida terminaría ese día amarrado a una silla con alambres de púas y una cosa de metal que me agarraba la cabeza mientras me sacaban los ojos, o alguna pendejá así.

Ya eran las 8:00 a.m. y no había nadie. Les juro que llamé al tipo como cuatro o cinco veces y me decía que tenía que haber alguien. La última vez que hablé con él me dijo: "¿Que no hay nadie? Está bien, déjame llamar allá; no te preocupes. Ese "no te preocupes" me cagó más aún. Llamé a mi esposa y le dije: "Mano, esto aquí parece que van a matar a uno, yo creo que me voy pa'l carajo", y ella se echó a reír y me dijo que esperara un poco más y que me fuera. ¡Claro, como a ella no era a quien iban a matar! Bueno, la cuestión es que me dije: "si son las 8:30 a.m. y no ha llegado nadie me largo pa'l carajo". Me monté en el carro y puse la llave, lista para prender el carro por si acaso salía un hijue' puta por allí corriendo con una sierra en las manos y con una máscara hecha de piel humana. De momento veo que el señor mayor y la otra muchacha que estaban cuando yo llegué se están acercando a una puerta del local que está abriendo y yo dije: "olvídate, que ese cabrón no sabe dónde se mete... ¡lo van a matar, puñeta, lo van a matar!". Después me tranquilicé y decidí acercarme a la puerta también, como si fuera el personaje pendejo y presentao' de una película de misterio. Entré y me di cuenta que se veía más grande que los demás almacenes. Estaba lleno de herramientas y aunque en mi mente habían estado todas esas imágenes de torturas con esas mismas herramientas, me tranquilicé porque vi una muchacha que trabajaba allí. Me mandó a entrar a la oficina y entré. Llené un estúpido formulario que era lo mismo que mi resumé. Yo dije: "¿pa' qué carajos uno da un resumé?" pero lo llené y ya. Después a otra muchacha que estaba allí la pusieron a hacer una prueba de teclado de computadora. Ella me dijo: "¿ésto no era para un puesto de contabilidad?, le respondí que si y me eché a reír porque en verdad que fue medio gracioso el momento. Después me pusieron a hacer la misma prueba, me dieron unas instrucciones pero no había nada en la pantalla que estuviese en esas instrucciones.

Empecé la prueba y era una mierda ahí súper fácil. De momento salen unas hormigas que tenían palabras y yo tenía que darle a la letra para que la hormiga se fuera pa'l carajo. Después salió como un juego de que yo estaba en un carro y tenía que escribir para ganar la carrera. Después salió un barco y era lo mismo. Olvídate, un juego súper evolucionado en la tecnología para poder ser contable ahí. Llegó una de las muchachas que trabajaba ahí y me dijo que esa no era la prueba. Después que llevaba como veinte minutos ahí o más y estaba ganando, no me dejó terminar. Me puso la otra prueba que la terminé como en dos minutos o menos. Después me mandaron a subir por unas escaleras de espiral súper incómodas, pero antes de eso la muchacha me dijo: "espérate un momento a lo que el jefe termina de merendar". Cuando subo y me siento donde me iban a entrevistar el tipo era súper chévere. En una me dijo: "y, ¿a ti te gusta bregar con las computadoras y estar sentao' to' el día bregando con esa jodienda?". Yo le dije que sí; le iba a decir que por algo había estudiado contabilidad, pero me quedé callado. La cuestión es que no duró ni cinco minutos la entrevista y el tipo se veía bien dispuesto a contratarme hasta que me dijo que me empezarían pagando el salario mínimo. Me imagino que vio mi cara de: "cabrón, ¿tu estás tripiando, verdad?", así que terminamos la entrevista, arranqué pa'l carajo y me fui. Oré para que no me llamaran porque sinceramente, no voy a gastar mi tiempo en ir a un trabajo que me van a pagar el salario mínimo y que para colmo es súper lejos de mi casa. Gastaría todo mi salario en gasolina y no la hace. Como dije antes, prefiero coger el desempleo y quedarme en casa sin gastar un carajo de gasolina ni de comidas afuera. Es mucho más beneficioso para mi en estos momentos.

Lo que nunca olvidaré es la cagada gigante que me di allí. En serio pensé que ese era el último día de mi vida.

Safe Creative #1101068206942

10 comentarios:

  1. ¡Me meo! Está cabrón eso, loco, no puedo creer que hayas pasado tanta pendejá para que luego te dejaran brota'o con tan estúpida respuesta sobre el salario...¡y que mínimo! ¡Que se vaya a lamberle las pelotas a Rafy Lind! jejejeje!!

    ResponderEliminar
  2. Para variar, concurro con su version de que los buscadores de juguetes son mera chusma endemica i de la persuasion invasora.

    Cuponeros i/o vendedores de drogas en pequenha escala.

    ResponderEliminar
  3. super interesante la historia jajaja todavia me estoy riendo al imaginarme la escena!!

    ResponderEliminar
  4. jaja Gracias por leer y comentar!

    ResponderEliminar
  5. #memeo full ! llore de risa... normal cuando entro aqui...
    pero confieso q el nivel de tension en q me tenias pues no se, estaba esperando un final como mistico, no que queria que muerieran todos alli, pero ya estaba pensando en fantasmas o cosas raras.... no se, me fui en un viaje y eso....

    amo leerte y lo sabes...

    ResponderEliminar
  6. Conciencia: Rafy Lind jajaja Diache ese tipo... Si en verdad estaba bien cagao. Lo que uno hace pa conseguir trabajo.

    Antigonum: tanto tiempo! Eso mismo parecía, un lavado de dinero.

    LagranAYI: gracias! Menos mal
    Que no termine muerto aunque confieso que me dio morbo de ver sangre cuando el primer señor entro.

    Se me olvido decir que la muchacha que estaba primero que yo entro y así mismo salió y se fue pa'l carajo. Parece que no le gustó el sitio.

    ResponderEliminar
  7. no tanto como sangre pero me hubiera gustado q algo pasara... hubiera sido la historia mas cabrona...
    vampiros,fantasmas,... algo asi... maybe el negocio ese no es taaan legal...
    que bueno q era el minimo y no te quedaste...

    y que mal q mo terminras de jugar y eso... me meo con la prubea del carrito y tu frustracion d no terminarla...

    ResponderEliminar
  8. Que clase de mierda mano. Pa esto no escribas nah. esto no es interesante.

    ResponderEliminar
  9. Que bueno que te gustara Leonardillo.

    ResponderEliminar
  10. Tu web está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes munekitacat19@hotmail.com

    besos

    Catherine

    ResponderEliminar